20131112223837-rueda-de-prensa-tamano-n-.jpg

LOS DERECHOS HUMANOS BASE FUNDAMENTAL PARA UNA DEMOCRACIA

       En el mes de mayo de 2012 se solicitó la intervención de la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía en el anejo de Íllora, Tocón, ante la petición del ayuntamiento gobernado por una coalición IU-PSOE, debido a las obras de ampliación del cementerio de dicha localidad. En el mapa de fosas elaborado con financiación pública, pero que presenta importantes deficiencias (especialmente en lo referente a la provincia de Granada), aparecía indicada una fosa de unas 171 personas. Un ejemplo de actuación municipal frente a los terribles ejemplos de Loja hace unos años durante el gobierno de Miguel Castellanos (PSOE), y en estos últimos días en Órgiva (PSOE).

   Así en el mes de julio el equipo arqueológico dirigido por Juan Luis Castro y Daniel Barragán iniciaron una serie de perforaciones geológicas para verificar la exitencia de dicha fosa. Pero tras más de 40 perforaciones no aparecía nada en un amplio espacio en un lateral del cementerio de Tocón. Pero en la perforación número 47 aparecieron algunos restos óseos. En el mes de noviembre se retomaron los trabajos y se pudo verificar la existencia de una fosa, pero que no tenía nada que ver con los datos que teníamos. Aparecen los restos de dos mujeres, según los estudios preeliminares del antropólogo Juan Manuel Guijo. En el curso de estos trabajos apareció un hombre que reivindicaba a una de las dos mujeres, Antonia, tía carnal suya, “...una muchacha joven de unos 20 años, muy guapa, de la localidad de Montefrío, fue apresada por fuerzas sublevadas, abusaron de ella, y ante su resistencia le golpearon con un fusil rompiéndole los dietes, después la asesinaron...”. Un escalofrío recorre nuestro ser cuando el arqueólogo nos dice que sí, que es ella, pues puede comprobarse que tiene los dientes partidos de un golpe. A su lado otra mujer, con un disparo en la cabeza, una pierna rota... los datos nos dicen que puede ser otra vecina de Montefrío.

     Comunicado a la Guardia Civil los hechos una patrulla se persona en las inmediaciones de la zona de trabajo, y tras varios intentos infructuosos no consigue que la policía judicial se persone. Ante la negativa a hacerse competente por parte del Juzgado de Instrucción nº1 de Loja, se tapa nuevamente la fosa, “enterradas por segunda vez”, aunque se presentará al día siguiente una comunicación al juzgado informando sobre todos los hechos.

    Desde la Asociación Granadina VERDAD JUSTICIA Y REPARACIÓN, nos felicitamos por las actuaciones que se están llevando a cabo desde la Junta de Andalucía en favor de la localización de las personas desaparecidas como causa del golpe militar y la dictadura. La continuidad de estas políticas es clave para poder ir desenrredando la madeja de la memoria d ela clase trabajadora andaluza, de sus luchas y su vida, reivinidicando el cumplimiento del derecho internacional y de los Derechos Humanos

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.